Cambios en SEO para 2017: la inteligencia artificial de Google

Compartir en: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

post-3

Lo primero que debemos tener en cuenta para abordar el asunto de los cambios en SEO que supuestamente se incluirán durante el año que viene en Google, el buscador más utilizado del mundo, es que ya se están produciendo desde 2015 de manera natural.

La palabra “natural”, en este caso, no se utiliza de manera gratuita, sino que es parte del trabajo que está realizando la compañía en lo relativo al futuro del SEO. RankBrain, el nombre de este nuevo sistema, está aprendiendo de Internet y va a cambiar la manera en que funciona el famoso buscador.

El futuro del SEO parte de la nueva inteligencia artificial de Google

No es que Google, de repente, decida incorporar una especie de parche en sus algoritmos de búsqueda para fastidiar a todas las webs del mundo y obligar a los redactores a adaptarse a los cambios en SEO, sino que, más bien, está aprendiendo de nosotros mismos.

RankBrain es un sistema de inteligencia artificial que lleva activo desde el pasado 26 de octubre de 2015 y no está creado expresamente para mejorar el SEO de por sí, sino para adaptarse a esas personas que buscan en Google y desean obtener la mejor de las informaciones.

Este innovador sistema trabaja con nuevos algoritmos a los que es más complicado engañar, ya que el SEO, básicamente, es una especie de mentira tecnológica de la que los redactores tratan de sacar partido para aparecer en las primeras posiciones de búsqueda.

¿Qué pasará el día en que esta inteligencia artificial sea más lista que nosotros? ¿Y si es capaz de entender que, precisamente, solo estamos creando un texto de posicionamiento y su contenido no es realmente beneficioso para el lector que está buscando una información concreta?

Muchos escritores ya tendrán en cuenta algunos de los cambios en SEO que se han aplicado en Google y son palpables actualmente en muchos sentidos. Sobre todo, tienen que ver con la calidad del contenido y su exclusividad. Otros deberán tenerlos en cuenta, si desean crear sus propias tiendas online en espacios como Shopify o Gospaces.

Por alguna razón, hay artículos en Google que posicionan bastante mejor que otros a pesar de no cumplir con ciertas reglas del SEO que los redactores suelen tener en cuenta. Obviamente, influyen muchos factores, aparte de ese, pero parece que esta inteligencia artificial comienza a hacer de las suyas.

Es bueno para el lector que, si busca un término en Google, las primeras posiciones estén ocupadas por textos que vayan a cumplir con sus expectativas y consigan responder positivamente a sus dudas, en lugar de por aquellos textos que solo buscan posicionarse y cuya calidad es discutible.

El futuro del SEO, en 2017 y realmente en muchos aspectos en la actualidad, es increíblemente difícil de dictaminar, debido, precisamente, a esta inteligencia artificial. Nosotros no sabemos cómo se comporta RankBrain ni cómo nos está analizando ya, a día de hoy.

post_3

La importancia de los nichos de mercado en el futuro del SEO

Parece que no solo se van a tener en cuenta los términos de búsqueda y las palabras clave, sino que el contenido, como te hemos comentado antes, va a ser básico a la hora de posicionarse correctamente en Google en el futuro.

Este sistema de inteligencia artificial ya está aprendiendo continuamente de nosotros. ¿Qué ocurre cuando una persona introduce un término, pincha en el primer enlace y apenas permanece tiempo en él? Probablemente -pensará nuestro amigo cerebro virtual- el contenido no ha cumplido las expectativas deseadas y, quizás, habría que situar en una posición superior a otro enlace.

RankBrain también va a tener en cuenta los nichos de mercado a los que se destina cada página web en concreto, fomentando la especialización de los medios y no la extensión de sus distintos contenidos.

En este sentido, centrándonos en el SEO, sería interesante que una empresa, por ejemplo, tuviera varias páginas webs centradas en distintos temas en concreto y no una que toque varios palos, ya que esta inteligencia artificial va a saber entender si un espacio en concreto parece más especializado que otro.

Todos estos cambios deberían tenerse en cuenta ya, puesto que los cambios en SEO se están produciendo ahora mismo y muchas empresas deben su vida al posicionamiento en Internet. Probablemente más de una tenga que variar sus técnicas, si quiere seguir apareciendo en buenas posiciones de búsqueda.

También es probable que esta nueva inteligencia artificial sea la respuesta a tu continua pregunta: ¿por qué mi web se posiciona cada vez peor? ¿Qué estoy haciendo mal? ¿Debería centrar mis esfuerzos en crear textos más especializados en el SEO más puro? Quizás no.

Una inteligencia artificial imposible de entender

 

Lo importante, en este sentido, es que Google está consiguiendo crear una inteligencia artificial que probablemente va a superar a la nuestra, ya que va a tener acceso a una cantidad ingente de datos que va a permitir utilizar algoritmos que no podemos entender.

Hasta ahora era fácil comprender algunos conceptos básicos y aplicarlos en nuestros textos. Incluso, es sencillo, para aquellos redactores especializados, mejorar el SEO de un artículo o una página web al completo con algunos pequeños cambios y ajustes. ¿Qué pasará cuando esto no funcione y no sepamos exactamente lo que hacer?

En general, parece que los cambios en SEO gracias a la utilización de esta inteligencia artificial serán positivos para los lectores, ya que se tendrán en cuenta numerosos factores que hasta ahora no estaban sobre la mesa.

Esto también va a generar frustración y problemas para otras muchas empresas y webs, que tenían una manera de trabajar concreta y puede que vean cómo sus resultados empeoran.

Sin llegar a entender del todo cuáles serán realmente los cambios que se producirán, debido a esta nueva inteligencia artificial, quizás sería una buena idea comenzar a poner las miras en la creación de textos que cumplan varias reglas y no solo las del SEO, como algunos parecen hacer a día de hoy.

Quizás la clave del futuro no sea solamente tener la seguridad de que, gracias a una palabra clave concreta, vas a poder aparecer en los primeros resultados de búsqueda de Google, sino también saber responder a la pregunta que el usuario busca. No vamos a poder engañar a RankBrain.

Deja un comentario